LEARNING CENTER

Education

Cómo aprender mejor y más rápido

  • 13 min read

El aprendizaje es un proceso que dura toda la vida. Y a medida que recibimos nueva información diariamente, es importante encontrar formas de aprender de manera más efectiva y eficiente.

Esto puede ser particularmente desafiante cuando tratamos con temas complejos o sobrecarga de información.Afortunadamente, el cerebro es capaz de aprender rápidamente y retener información por más tiempo, siempre que lo ejercitemos y entrenemos.

En esta publicación, le mostraremos el poder del entrenamiento cerebral y cómo aprender mejor y más rápido.

Multi exposure of woman's writing hand on background with brain hologram learning concept

¿Cómo es el proceso de aprendizaje?

El aprendizaje es un proceso que nunca se detiene. Todo comienza cuando somos bebés y asimilamos todo lo que nos rodea, desde cómo gatear hasta cómo hablar.

Pero a medida que envejecemos, el proceso de aprendizaje se vuelve más desafiante, especialmente cuando tenemos responsabilidades más apremiantes como el trabajo o la familia. Ya sea que estemos tratando de dominar una nueva habilidad o avanzar en nuestras carreras, aprender de manera eficiente y rápida es imprescindible.

Antes de sumergirnos en los consejos y trucos, es esencial comprender cómo el cerebro procesa y almacena la información. El cerebro procesa información a través de varias regiones, como la corteza prefrontal y el hipocampo. Estas regiones primero reciben información, la procesan y luego la almacenan en la memoria a corto plazo.

Sin embargo, si desea que la información permanezca a largo plazo, debe codificarse en la memoria a largo plazo del cerebro. Una excelente manera de codificar información es mediante el uso de ayudas visuales, como mapas mentales o diagramas, ya que ayudan al cerebro a vincular la nueva información con el conocimiento ya existente.

El tiempo es esencial cuando se trata de aprender. Ya sea que esté aprendiendo un nuevo idioma o dominando una nueva habilidad, es fundamental invertir la cantidad de tiempo adecuada.

Desafortunadamente, no existe un número mágico de cuánto tiempo se necesita para aprender algo de manera efectiva. Sin embargo, las investigaciones muestran que 20-25 horas de aprender algo nuevo pueden conducir a un progreso significativo y hacer que uno sea razonablemente competente en esa área en particular.

Idealmente, dividir esas horas en sesiones de estudio más cortas y enfocadas es ideal para retener información.La memoria a corto plazo debe usarse como un trampolín para codificar información en la memoria a largo plazo. Sin embargo, la memoria a corto plazo tiene sus limitaciones y sólo puede contener hasta siete elementos a la vez.

Por otro lado, la memoria a largo plazo es ilimitada y es donde desea almacenar información importante. Una excelente manera de almacenar información en la memoria a largo plazo es practicar la recuperación de esa información con regularidad.

Cómo aprender más rápido y mejor: estrategias de aprendizaje comprobadas para probar

El aprendizaje es un proceso continuo que siempre será útil en cualquier momento de nuestras vidas. Si usted es un estudiante, un aspirante a profesional, un estudiante apasionado o simplemente desea ampliar su base de conocimientos, existen formas efectivas de mejorar sus habilidades de aprendizaje.

Sin embargo, diferentes personas tienen diferentes estilos de aprendizaje y una estrategia o enfoque que funcione para otra persona podría no ser adecuado para usted.A continuación se ofrecen algunos consejos.

Evite estudiar

Muchos estudiantes se concentran en el estudio durante una noche antes de un frenesí de exámenes y, aunque podría funcionar mientras tanto, no es una técnica de aprendizaje eficaz a largo plazo.

Estudiar ejerce una presión indebida sobre tu mente y, si bien es posible que recuerdes detalles específicos de lo que aprendiste, generalmente no entenderás los conceptos ni los aprenderás.

Estudiar en pequeñas partes durante un período prolongado es lo más efectivo. Le da tiempo a su cerebro para procesar información y almacenarla en su memoria a largo plazo.

Pruebe los mnemotécnicos

La mnemónica es una técnica de memoria que puede ayudarle a retener información fácilmente. Puede utilizar mnemónicos de diferentes maneras según su estilo de aprendizaje.

Por ejemplo, podría adaptar el enfoque de acrónimo, donde se le ocurre una frase que contiene una palabra en cada letra de un acrónimo. Le ayudará a recordar la información más fácilmente. Los mnemotécnicos le ayudan a vincular información de una manera que su mente pueda recuperarla más rápidamente y mejorar su tasa de retención del aprendizaje.

Centrarse en el aprendizaje activo

El aprendizaje activo es una de las mejores formas de aprender de forma más rápida y eficiente. En lugar de limitarse a leer y escuchar mientras aprende, intente realizar diferentes actividades que involucren su mente y su cuerpo.

Por ejemplo, si estás aprendiendo un nuevo idioma, intenta hablar, escribir e incluso cantar en ese idioma. Si está dominando una nueva habilidad como cocinar, pruebe diferentes recetas para incorporar los nuevos conocimientos. Cuando participa activamente, su cerebro se estimula y es más probable que retenga mejor la información.

Practique una buena toma de notas

Tomar notas puede ser una forma eficaz de ayudarle a recordar lo que ha aprendido mucho después de terminar la lección. Sin embargo, la toma de notas no debe concentrarse únicamente en anotar lo que dice un profesor o un presentador; debe centrarse en transformar lo que ha aprendido en sus propias palabras.

Un método eficaz es reformular la información con sus propias palabras, explicaciones o diagramas. Este nivel de participación hace que sea más fácil recordar y comprender la información, lo que en última instancia mejorará su aprendizaje general.

Repetición espaciada

Una de las formas más efectivas de aprender más rápido es mediante la repetición espaciada. Este método implica dividir la información en pequeños fragmentos y estudiarlos repetidamente, con intervalos de tiempo cada vez mayores entre cada repetición.

Al hacer esto, puede transferir la información de la memoria a corto plazo a la de largo plazo, asegurando que retenga el conocimiento durante un período más prolongado.Usar tarjetas didácticas o una aplicación de repetición espaciada como Anki o Quizlet puede ser una excelente manera de implementar este método en tu rutina de estudio.

Evite la multitarea

Contrariamente a la creencia popular, la multitarea en realidad puede obstaculizar tu velocidad de aprendizaje. Cuando intentas hacer malabarismos con varias tareas a la vez, a menudo terminas sin hacer bien ninguna de ellas. Su atención está dividida, lo que le dificulta retener información.

En su lugar, intente concentrarse en una tarea a la vez y préstele toda su atención. Esto le permitirá absorber la información de forma más eficaz y comprender mejor conceptos complejos.

Trabajar en sesiones de estudio dedicadas

Es fácil caer en el hábito de procrastinar y estudiar. Sin embargo, esto puede ser perjudicial para la velocidad y la eficiencia de su aprendizaje. En su lugar, intenta reservar sesiones de estudio dedicadas a cada materia o tema.

Esto le dará un cronograma claro y lo motivará a ser productivo durante ese tiempo. Asegúrese de minimizar cualquier distracción, como las redes sociales o las notificaciones telefónicas, durante estos períodos, para ayudarlo a mantenerse concentrado.

Tómese un descanso de diez minutos

Si bien es esencial mantenerse concentrado durante las sesiones de estudio, también es fundamental tomar descansos. Tomarse un descanso de diez minutos después de una hora de estudio puede ayudarte a recargar energías y evitar el agotamiento.

Sin embargo, asegúrese de utilizar este tiempo sabiamente: salga a caminar un poco, tome un refrigerio o una taza de café, o simplemente descanse unos minutos. Evite dejarse atrapar por distracciones como las redes sociales, que pueden hacer que se sienta más agotado que antes.

Evite pasar toda la noche

Pasar toda la noche en vela puede parecer una buena idea cuando te enfrentas a una fecha límite inminente o a un examen. Pero la verdad es que la falta de sueño puede dañar tus capacidades cognitivas, tu memoria y tu capacidad de atención.

Tu cerebro necesita dormir para consolidar nueva información y formar recuerdos a largo plazo. En lugar de sacrificar el sueño, planifique con anticipación y administre su tiempo sabiamente.

Y si necesita un impulso de energía, pruebe remedios como NZT-48, la píldora ilimitada. contiene ingredientes clave como huperzina A, ginkgo biloba, alfa GPC y teobromina para darle a tu cerebro el impulso que necesita para una excelente sesión de aprendizaje.

Realizar autoevaluaciones

Una de las formas más efectivas de aprender y retener información es mediante el recuerdo activo. Esto significa recuperar información de la memoria, en lugar de simplemente leerla o escucharla. La autoevaluación puede ayudarlo a fortalecer su memoria e identificar lagunas de conocimiento. Intente crear tarjetas didácticas, realizar cuestionarios o resolver problemas relacionados con el material.

No te preocupes por hacer todo bien a la primera; Los errores y errores pueden ayudarle a aprender mejor. Al realizar el autoexamen, también puede aumentar su confianza en sí mismo y reducir la ansiedad ante los exámenes.

young african american woman in eye mask sleeping in bed at home at night restful sleep concept

Duerma lo suficiente

Como se mencionó anteriormente, dormir es esencial para el aprendizaje y la memoria. Tu cerebro necesita descansar para consolidar nueva información e integrarla con el conocimiento existente. La falta de sueño puede afectar su creatividad, toma de decisiones y productividad.

Para promover un sueño óptimo, intente establecer una rutina de sueño regular, evite la cafeína o el alcohol antes de acostarse y cree un ambiente relajante en su dormitorio. Si tiene dificultades para conciliar el sueño, pruebe a meditar, respirar profundamente o escuchar música relajante.

Escribir cosas

Reescribir lo que aprendió con sus propias palabras es esencial en su viaje de aprendizaje y se relaciona con nuestro punto anterior sobre la toma de notas.

Al igual que tomar notas, escribir cosas con tus propias palabras requiere que proceses la información activamente, y esto te ayudará a comprenderla mejor. Anotar información con tus propias palabras te ayuda a retenerla de una forma mucho más práctica e intuitiva, facilitando recuperar la información cuando la necesitas.

Intenta hacer un mapa mental

Un mapa mental es una representación visual de información que puede ayudarle a comprender mejor las relaciones entre ideas. Para hacer un mapa mental, comience con un tema o idea central y avance conectando conceptos relacionados con líneas. Este método aprovecha tu creatividad y te ayuda a retener información de una manera más significativa. Además, ¡es más divertido que tomar notas tradicionales!

Describe o resalta los puntos principales

Otra forma eficaz de aprender más rápido es resumir o resaltar los puntos clave. Este método le ayuda a centrarse en los detalles más importantes de un tema y, al mismo tiempo, le proporciona una ayuda de estudio para su uso posterior. Encontrará información consolidada mucho más fácil de absorber que fragmentos de información dispersos.

Identifique sus estilos de aprendizaje

Comprender su estilo de aprendizaje es clave para aprender más rápido y mejor. Algunas personas prefieren ayudas visuales, como diagramas e incluso vídeos de YouTube, mientras que otras prefieren leer y tomar notas. Identificar su estilo de aprendizaje preferido puede ayudarlo a adaptar sus métodos de estudio a sus necesidades.

Prueba la técnica Pomodoro

La Técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo diseñado para mejorar la productividad y prevenir el agotamiento. Implica trabajar en una tarea durante 25 minutos, seguido de un descanso de cinco minutos. Después de cuatro sesiones de trabajo, te tomas un descanso más largo. Este método ayuda a mejorar la concentración, lo que puede conducir a un aprendizaje más profundo y a la retención de información.

Silenciar notificaciones

Uno de los obstáculos más frecuentes para nuestra concentración y comprensión es la distracción. Las notificaciones de las redes sociales, los mensajes entrantes e incluso las notificaciones por correo electrónico pueden interferir con nuestra concentración y hacernos perder la noción de lo que estamos haciendo. Por lo tanto, es fundamental que elimines todas las notificaciones para reducir las posibilidades de distraerte mientras estudias. Silencia las notificaciones de tu teléfono, cierra sesión en las redes sociales y concéntrate en lo que estás estudiando.

Evite la memorización de memoria

El aprendizaje debe ser interesante, no tedioso. Si utiliza métodos de memorización de memoria, no está aprendiendo, solo está memorizando los datos. La memoria es donde más difieren el aprendizaje y la memorización. Es fácil olvidar lo que intentamos meternos en la cabeza.

Comprender lo que aprendemos y ser capaces de integrarlo en nuestra vida diaria es la mejor manera de extenderlo a la memoria a largo plazo. Utilice una variedad de ejemplos e historias para evocar recuerdos duraderos y apoyar conexiones.

Estimule sus células cerebrales con un suplemento

El cerebro es una poderosa máquina que tiene la capacidad de aprender, retener y recordar información con mayor eficiencia y velocidad a través de técnicas de entrenamiento cerebral.

Al priorizar el sueño, adoptar la memoria activa, moverse, utilizar repeticiones espaciadas y tomar descansos, puede entrenar y optimizar su cerebro para un mejor aprendizaje y una retención más rápida. Incorporar estas técnicas a su rutina diaria puede generar una experiencia de aprendizaje más gratificante y productiva.

NZT-48, la píldora ilimitada, es un poderoso suplemento nootrópico que contiene ingredientes clave como huperzina A, ginkgo biloba, alfa GPC y teobromina. Estos ingredientes trabajan juntos para mejorar el rendimiento de su cerebro al aumentar el flujo sanguíneo, impulsar la producción de neurotransmisores y promover la neuroplasticidad.

Con el consumo regular de este suplemento, puede ver una mejora en sus capacidades cognitivas, memoria y capacidad de atención.

Incorporar NZT-48 a su rutina diaria puede ayudarle a llevar su aprendizaje y productividad al siguiente nivel. Imagine poder absorber información más rápido, recordar cosas durante períodos más prolongados y mantenerse concentrado en las tareas durante períodos prolongados. Con NZT-48, todo esto puede convertirse en realidad. ¡Pruébalo hoy!